Miguel Aguirre Perry: El héroe olvidado. PDF Imprimir E-mail

feadi

Pocos ovallinos conocen la historia de este joven estudiante de medicina que falleció en la toma del Morro de Arica, en la guerra del Pacífico. Sus restos están sepultados en el Cementerio municipal de Ovalle.

Según  el sitio www.laguerradelpacifico.cl , Aguirre Perry nació en La Serena el 11 de septiembre de 1855, hijo de Pedro Aguirre Carvallo y de Antonia Perry Campos, esta última hija de los fundadores de la ciudad, don Juan Antonio Perry y doña Micaela Campos.
Estudió en el  Seminario de Santiago y medicina en la Universidad de Chile. Abandonó sus estudios para participar en la guerra del Pacífico e ingresó al ejército como Subteniente del Regimiento 4º de Línea. Luchó en la toma de Pisagua el 2 de noviembre de 1879, en la batalla de Dolores el l9 de noviembre del mismo año, y en la batalla de Tacna el 26 de mayo de 1880. Fue nombrado Ayudante del Comandante Juan José San Martín y luchó heroicamente en la toma del Morro de Arica el 7 de junio de 1880, en donde encontró la muerte.
(Fuente “Los Heroes Olvidados.” www.laguerradelpacifico.cl. En la publicación se señala que la fotografía es una gentileza de Manuel Espinoza)

Del mismo sitio de internet se rescata el siguiente texto que narra la participación de este ovallino en esa gesta heroica:

“El bravo y decidido subteniente don Miguel E. Aguirre Perry, que ha abandonado los claustros de la Escuela Médica, por un puesto de combate en el 4º de línea, es de la 4ª también; y en el asalto tiene alientos gigantescos de soldado, heredados sin duda, del Conquistador y compañero de Pedro de Valdivia, don Francisco Aguirre, de quien en línea recta desciende y cuya generosa y brava sangre española no desmiente.

Miguel Aguirre Perry, ovallino, y a quien estimamos de veras, salvó indemne en este primer asalto; pero más adelante, por desgracia, bala enemiga cortó la carrera de aquel esforzado mozo; cruel proyectil que perforó de frente su ancho pecho, en la parte superior, chocó en la espina dorsal, desquició la vértebra, y destrozó la médula espinal!
Lo hemos dicho, Aguirre Perry, era estudiante de medicina; sólo se tomó el pulso y cuando alguien se acercó a auxiliarlo, con tono tranquilo, casi alegre exclamó: "¡Me fregaron compañero!" La parálisis del corazón y falta de respiración producida por tan gravísima herida, apagaron más tarde la vida de aquel valiente mancebo”.

(Extracto del trabajo Asalto y Toma de Arica, de Nicanor Molinarewww.laguerradelpacifico.cl)

“ El 13 de septiembre del año 1880, el municipio local, rindió un homenaje a quien fuera un hijo de esta tierra y que había caído en la toma del Morro de Arica: don Miguel Aguirre Perry. El regidor Santiago Ramón Campino pidió al ilustre ayuntamiento que para hacer imperecedero su recuerdo una calle de la ciudad llevase su nombre. El municipio determinó entonces que la calle de Bellavista a contar de ese momento recibiera el nombre de Miguel Aguirre Perry”, puntualiza por su parte don José Silvestre, ilustre memorialista ovallino.