Patrimonio religioso PDF Imprimir E-mail

feadi

La comuna de Ovalle se caracteriza por su patrimonio religioso, expresado en la arquitectura de sus templos como también en las manifestaciones de devoción y religiosidad  de sus habitantes.

Entre sus templos tenemos vario edificios notables, pero sólo dos de ellos ostentan la categoría de Monumento Histórico Nacional. Ellos son: el templo parroquial de Sotaquí y la Iglesia de San Antonio del pueblo de Barraza.

Otros templos de valor patrimonial son la Iglesia de San Vicente Ferrer (1874) La Iglesia del Corazón de María (1923) La capilla de San Juan Bautista  y la iglesia del Divino Salvador (1958), todos ellos se encuentran en la ciudad de Ovalle. Fuera de ella en los sectores rurales tenemos: la  capilla de Limarí (1648), La Iglesia de Huamalata (1855), La Iglesia de La Torre (1870)  La Iglesia  de  Sotaquí (1886), La Iglesia de Panulcillo (1890) y la Iglesia de San Francisco de Recoleta (1903).

En cuanto al patrimonio inmaterial este se manifiesta en las fiestas religiosas que tiene cada pueblo de la comuna, entre las más importantes se encuentran la del Niño  Dios de Sotaquí que convoca  a más de 50 mil personas, la de La Virgen del Carmen de Huamalata y la de San Antonio del pueblo  de  Barraza.

Asociado a las fiestas se encuentran los bailes tradicionales de chinos, danzantes y turbantes. En nuestra comuna existe  un   baile  chino de antigua data que es el baile tamayino Nº 2, asociado en su origen al auge de la explotación del mineral de Tamaya.

En cuanto a la religiosidad urbana esta se expresa  en los bailes de instrumento grueso y en la práctica de devoción a través de mandas individuales a distintos santos del santoral católico  que se encuentran en los distintos templos de la ciudad, entre ellos el padre Alberto Hurtado, Santa Teresa de Los Andes, El Padre Pío, San Expedito entre otros.

Templos de La Comuna de  Ovalle

Iglesia de Barraza

La iglesia del pueblo de Barraza,  fue edificada entre 1795 y 1800 en base a un anteproyecto  de Joaquín Toesca el célebre arquitecto del palacio de La Moneda.

El edificio sufrió modificaciones importante en la segunda mitad   del  siglo XIX cuando se colocó sobre su frontis una torre de madera, recubierta con calaminas, sustituyendo a la anterior que era de adobe y se ubicaba en un costado de éste.

A fines del mismo siglo sufrió otras transformaciones se construyó una capilla de hombres en  su lado izquierdo con  un gran arco toral que la conecta con su nave principal.

El templo sufrió fuertes daños después del terremoto de 1997, pero fue restaurada íntegramente entre 1999 -2003.

En su interior se encuentra un altar mayor del siglo XIX, que alberga la imagen de San Antonio santo patrono de la parroquia y del pueblo. Dicha imagen fue encargada al Perú en 1736 por la cofradía de San Antonio. En los altares laterales se encuentran una

Virgen del Carmen del siglo XVIII y un Cristo  de tamaño natural de la misma época. Además  en su nave  central  se hallan lápidas sepulcrales de importantes vecinos de la localidad.

Capilla de San Nicolás de Limarí

Fue mandada  a construir en 1648 por Jerónimo Pastene Aguirre al lado de la casa patronal de la hacienda. Fue puesta bajo la advocación de San Nicolás de Tolentino, santo agustino del siglo XIV famoso por sus curaciones especialmente a los ciegos.

Sirvió como sede a  la viceparroquia de Limarí que dependió de la parroquia de Sotaquí desde 1648 hasta 1680. Después pasó a depender de la parroquia de Barraza, hasta el año 1824, en que su territorio fue anexado  a la  parroquia San Vicente Ferrer.

La iglesia esta construida en adobe, cada uno de ellos mide alrededor de un metro de ancho y sesenta cm. de ancho y un espesor de treinta centímetros.

Se compone de un volumen principal rectangular y de una  sacristía  lateral. A su costado izquierdo   se encuentra  un patio interior.

La puerta de entrada de 5,6 m de ancho y 3m de alto es de madera claveteada, con su dintel  decorado del mismo material, posee además cabezales ornamentados  con acantos y cuadrifolias.

Sobre la puerta principal se encuentra  una ventana con marco moldurado y balaustres torneados.

Su estado de conservación es de emergencia  pues quedó con graves daños después del terremoto de 1997

Templo San Vicente Ferrer

El edificio fue proyectado por el arquitecto francés Eugenio Santiago Herbaje en 1848  y un año después  el obispo de  La Serena José Agustín de La Sierra puso  la primera piedra. Este tardó varios años en terminarse debido  a   distintos motivos: entre ellos las  revoluciones que afectaron a la región y además por la frecuente falta de fondos. Solo en el año 1874 estuvo concluido.

Es d estilo neoclásico  y su torre de orden toscano gótico  que posee un reloj que le obsequio Rafael Errázuriz Urmeneta  en 1888.

En el año 1997 como consecuencia de un terremoto sufrió graves daños, fue restaurada gracias al aporte de la familia Luksic.

Su interior posee lámparas mandadas a fabricar en Turín, Italia  y sus altares  albergan las siguientes imágenes.

El altar mayor tiene  una imagen de San Vicente Ferrer de talla completa de origen europeo del siglo XIX. Una Virgen del Carmen de bastidor del siglo XVIII y un Cristo de madera policromada ecuatoriano.

Los otros altares  albergan  las siguiente imágenes: Una virgen del  Rosario del siglo XIX, un Corazón de Jesús del siglo XIX una imagen de San José del siglo XIX y una imagen de Santa Teresita de los Andes del siglo XX.

El templo poseía en su interior más de 25 lápidas funerarias que recordaban a importantes vecinos de Ovalle entre ellos a los fundadores Micaela Campos y Juan Antonio Perry.

En un  patio adyacente  se hallan varias imágenes de  devoción   muy visitadas por los ovallinos.

Iglesia  Corazón de María

Fue levantada  por  la Congregación  Claretiana  entre  1910  y 1923. Es de estilo neoclásico  y su interior  posee tres naves  separadas entre si por columnas de orden  Corintio.

El muro testero posee una hornacina   que tiene una  imagen del  Corazón de María   y dos repisas  una que  sostiene un Sagrado Corazón de Jesús   y la otra  la imagen de San Antonio María Claret fundador de la congregación.

En la nave izquierda  se encuentra  una imagen de San Judas   Tadeo  y en la derecha  la de San José con el Niño Jesús.

En el patio lateral se haya  una gruta  con la  imagen  de la Virgen de Lourdes, que es muy visitada por fieles y devotos.

Iglesia del Divino Salvador

La Iglesia del Divino  Salvador fue mandada a edificar en  1958, por la orden franciscana. El arquitecto Enrique Solanich diseño el  proyecto  de este edificio  neorrománico.

Su interior esta decorado con pinturas murales pintados por el franciscano belga Juan José Meyer en 1961.En el muro testero se distingue la Transfiguración de Cristo, rodeado de la expulsión de Adán y Eva del paraíso y una escena de la resurrección.

Templo parroquial  de Sotaquí

El actual templo parroquial de Sotaquí, es el cuarto erigido en dicha localidad. Fue levantado entre 1886 -1898, para albergar  la imagen del Niño Dios  y servir de sede a la fiesta patronal  que se realizaba en el pueblo desde 1874.

El terreno donde se  erigió el templo frente a la plaza del pueblo, fue donado por un hacendado del lugar Paulino Ahumada  y la obra  se levantó con dineros de la Obra Pía del Niño Dios.

Su estilo es ecléctico con una torre central en forma de bulbo  y en su frontis pose un rosetón que ilumina la nave principal. Posee planta de cruz latina.

El templo sufrió fuertes daños con el terremoto de 1943 siendo refaccionado entre 1950 y 1959. En estas refacciones se suprimieron las alas laterales y se le agregó un atrio de hormigón armado.

Posteriormente otro terremoto, esta vez en octubre de 1997 dañó su estructura siendo restaurado entre los años 2012 y 2013, restauración en  la que se le devolvió su fisonomía original.